dijous, 12 de juny de 2014

Un desgavell



El Institut Borja amenaza con llevarse de Valencia sus archivos vaticanos

El organismo acusa a las instituciones de falta de interés y la Generalitat asegura que trabajará para impedir la marcha de los documentos

AGENCIAS

VALENCIA. El Institut d'Estudis Borgians de Valencia dio ayer un golpe sobre la mesa y denunció el «desinterés» que las administraciones públicas valencianas han mostrado hacia los más de dos millones y medio de documentos relativos a la familia de los papas Borja procedentes del Archivo Secreto del Vaticano que custodia desde 2007. 


Ante esta falta de apoyo, los responsables de la asociación anunciaron que los documentos «se irán de Valencia para ir a otro lugar donde sí puedan ser estudiados».


El instituto recordó ayer en un comunicado que entre la abundante documentación que guarda hay material sobre los papados completos de los valencianos Calixto III y Alejandro VI. La mayoría es «inédita y su estudio permitiría conocer definitivamente las características más importantes de esta familia valenciana universal». 


Tras esta amenaza, la consellera de Cultura y portavoz del gobierno valenciano, María José Català, aseguró que «pondrá a trabajar a la Subdirección de Archivos y Bibliotecas» para que todo este legado se quede en la región.


La consellera, quien comentó que no tenía conocimiento del asunto, recalcó que se va a trabajar en él. «Nos gustaría que ese archivo se quede en la Comunitat Valenciana y colaboraremos para que así sea». 


Los archivos vaticanos se encuentran en poder del Instituto Borja, cuyo secretario es Eliseu Climent, desde noviembre de 2007, cuando fueron entregados en una ceremonia donde participaron, entre otros, Luca Carboni, secretario del Archivio Segreto Vaticano, y Jaime de Marichalar, entonces presidente de la Fundación Winterthur, que patrocinó la adquisición.

Pero, dijeron estas fuentes, tras siete años de dirigirse «ininterrumpidamente» a las instituciones valencianas para que colaboraran en el estudio de estos fondos, no han obtenido ni una respuesta positiva. Como consecuencia, el Institut ha decidido que los fondos vaticanos abandonarán Valencia para «ir a otro lugar donde sí puedan ser estudiados». 


Cinco siglos en papel 


El fondo documental del Institut Borja está integrado por cientos de miles de documentos de más de cinco siglos de antigüedad que reúnen la información disponible en el Vaticano sobre los pontificados de Calixto III y Alejandro VI. Un equipo de investigadores del ente trabajó en la digitalización y ordenación de los fondos desde que en 2002 se firmó un acuerdo que suponía que, por primera vez, el Vaticano aceptaba facilitar esta información inédita. 


Se trata fundamentalmente de documentación de carácter burocrático de la historia de la familia Borja. Entre el material digitalizado que se entregó en Valencia hay alrededor de 500 volúmenes (unos 300 dedicados a los 11 años de papado de Alejandro VI, desde 1492 a 1503, y más de 150 a los tres, de 1455 a 1458, de Calixto III) y en ellos destacan materiales referidos a aspectos poco investigados sobre los dos pontífices como su labor en el plano espiritual, siempre en un segundo lugar por las intrigas políticas; su entorno cardenalicio, compuesto por los hombres que les acompañaron desde tierras valencianas y que desempeñaron un papel clave en la corte papal; cómo administraron la economía de la Santa Sede; o su labor de mecenazgo. 


Otros documentos que se pueden encontrar son las famosas bulas de Alejandro VI por las que se concedían a los reyes de Castilla y Aragón las tierras descubiertas más allá del Atlántico a condición de que fueran evangelizadas; las cartas privadas de Alejandro VI y sus hijos; testimonios escritos que dan cuenta de la compleja política internacional que mantuvo este Papa.


Las Provincias 07.06.2014

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada